Miembros del IESF participan en una mesa redonda sobre educación familiar en la Universidad San Tikhon de Moscú

21/12/18
Comparte esta información

El acto fue coorganizado por el Departamento de Trabajo Social de la universidad rusa y por el IESF.

La directora del Instituto de Estudios Superiores de la Familia, Montserrat Gas, y la subdirectora de programas docentes, M. Pilar Lacorte, asistieron a una mesa redonda sobre “La formación como herramienta para apoyar a la familia”, celebrada el pasado 4 de octubre de 2018 en el Salón Vladimir del edificio principal de la Univeridad San Tikhon, una universidad de inspiración cristiana que pertenece al Patriarcado Ortodoxo de Moscú.

En el acto se presentaron las actividades y los programas del Instituto y se hizo especial referencia al Postgrado en Matrimonio y Educación Familiar, que este curso empieza a impartirse en lengua rusa. Durante la conferencia se hicieron evidentes las posiciones similares de ambas partes sobre la necesidad de proporcionar formación a las familias jóvenes para que comprendan mejor su papel como familia. También se expuso a grandes rasgos la situación de la familia en Europa y los graves problemas de estabilidad que atraviesa.

En su intervención, la Dra. Gas explicó ampliamente las líneas de investigación que está desarrollando el IESF, a través de la Cátedra IsFamily Santander sobre solidaridad familiar y de la Childcare and Family Policies de la Fundació Joaquim Molins Figueras.

Tatyana Valeryevna Zaltsman, jefa del Departamento de Trabajo Social del Servicio Federal de Impuestos, señaló que en Rusia la asistencia social se proporciona principalmente a las familias disfuncionales. En este sentido, se acostumbra a hablar solo de problemas familiares, por lo que el concepto de “familia” se asocia a situaciones problemáticas.

Viktor Viktorovich Grigorenko, profesor asociado del Departamento de Administración de la Universidad Pedagógica Estatal de Moscú, y antiguo alumno del Posgrado en Matrimonio y Educación Familia, habló sobre la relevancia de los programas del Instituto de Estudios Superiores de la Familia y cómo esta formación le ha ayudado tanto en su función de padre de familia, como también para su trabajo en orientación familiar.

Los representantes de estas dos universidades reconocieron que es necesario redescubrir la belleza de la familia, y llegaron a una conclusión común.

Para dar continuidad a esta reunión, se decidió trabajar a través de la creación de programas conjuntos de formación. A la sesión, también asistieron estudiantes del Departamento de Trabajo Social y Juvenil y estudiantes de la facultad pedagógica de la Universidad San Tikhon.